Estandarte. El Burrero. Plaza Buen Suceso. Iglesia Buen Suceso. Escenario. Molino de Carrizal.
 

      Pero un accidente sufrido por uno de sus hijos, obliga a Pepito a abandonar temporalmente el grupo para dedicarle todo su tiempo a él, algo que todos entendimos y compartimos, pues primero está la familia.
      Cuando su hijo se fue recuperando del accidente y nos encontrábamos con él por la calle, siempre nos preguntaba cómo iba el grupo. Nosotros le contestábamos que bien, pero seguido de la pregunta ¿Cuándo vuelve con nosotros Pepito?
      Siempre se le veía con muchas ganas de vivir y de hacer lo que más le gustaba, que eran por una parte la música y por otra su familia, familia que es muy apreciada por mucha gente del pueblo del Carrizal.
      A Pepito le debemos mucho, pues supo inyectar en nosotros lo que verdaderamente significaba la proeza de su saber, convertido hoy en lo que somos, unos humildes músicos del folklore, que, con el paso del tiempo, nos hemos preocupado en conocer algo más de nuestra cultura y tradiciones.
      No olvidamos nunca que fue Pepito quien nos abrió su corazón y nos enseñó lo que sabía. Hoy, nosotros transmitimos lo aprendido con toda humildad y cariño, al tiempo que consideramos que cada vez que interpretamos sus enseñanzas, le estamos haciendo un perpetuo homenaje, pues Pepito fue pieza fundamental en una realidad que permanece viva, la “Agrupación Folklórica Guayadeque”.
      Gracias Pepito por ser un “Gran Hombre”. Nunca le olvidaremos

Juan Valerón Antúnez
Un humilde alumno “agradecidísimo”

 

Primeros niños que participaron en la formación musical impartida por D. José Benítez
Primeros niños que participaron en la formación musical impartida por D. José Benítez
 
0007,8,9,10,11,12,13,14,15
 
A.F.C. Guayadeque.